Mi alumna, mi esclava sexual de BDSM

La gloriosa jornada del estreno de Cecilia aún proyectaba vívidas imágenes en mi mente, cuando al día siguiente llegaba al colegio para realizar mis labores. Al pasar frente a ella, fue como cualquier día. Como estaba claramente acordada la discreción, en ningún momento se

Deseando el cuerpo del otro, excitación sin límite

Empieza en el sofá, ni ascensor, ni centro comercial ni nada exótico. Sólo un abrazo, buscado por uno de nosotros y anhelado por ambos, llega para despertar el deseo reprimido bajo sonrisas, los dos queremos contacto y después del accidente inicial no cesa hasta

Recordando el sexo del verano con el pintor

Desde su encuentro con el pintor, las necesidades de ella habían cambiado. Él seguía marcando su teléfono de vez en cuando, aunque ella no respondía, que él la requiriera le hacía sentir bien. Había hablado alguna vez más con él, pero siempre desde una

Hacerte mía dentro de mi parte 3

Tus pechos danzaban al ritmo de nuestras caderas y me incitaban a masajearlos a morderlos a chuparlos…seguí con mi movimiento de mecedora clavado a tu cuerpo y en un segundo y solo guiado por el ritmo de tu corazón note que estabas a punto

Hacerte mía dentro de mi parte 2

Te desgarre la blusa, te quite el sostén y empecé una sinfonía de caricias y besos en tus pechos, los pezones parados de tus tetas ya mostraban el grado de excitación que tenias y al rozar mi lengua delicadamente sobre ellos, acompañados de una